Pimientos rojos asados

Por Azulpurpura

Pimientos rojos asados, aliñados a mi gusto, facilísimo y riquísimos, sin más añadidos. 
Un bocata con este pan es un lujo.
Suelo ponerlo frío. Lo saco de la nevera una hora antes y queda perfecto.
Acompaña muy bien a filetes de pollo o ternera empanados, tortilla de patata y lubina a la plancha, por ejemplo.
Hay quien le añade cebolla y atún en aceite (de lata), pero me gusta mucho más aliñado, sin más añadidos.

 

Pimientos rojos asados

Pimientos rojos asados, aliñados a mi gusto, facilísimo y riquísimos, sin más añadidos.  Un bocata con este pan es un lujo. Suelo… Verduras Pimientos rojos asados European Imprimir receta
Número de personas: Varias
Tiempo de preparación:
Dificultad:
Temporada:
Procedencia:
 Temporada: Todo el año  Procedencia: Azulpúrpura

Ingredientes

    * Pimientos rojos grandes.
    * Sal.
    * Aceite de oliva virgen.

     

Modo de preparación

1. En una fuente de horno colocar los pimientos bien lavados en chorro de agua, muy limpios, sin más.
Aquí utilicé una fuente de pyrex, pero prefiero utilizar una bandeja de aluminio desechable, pues una vez que he limpiado la carne de pimiento, quedan ahí las pieles y semillas, y tiro todo al cubo sin más fregoteo.

 

 

2. Meter la fuente en el horno previamente encendido a 180º C con calor arriba y abajo.
3. Hornear hasta que la piel de los pimientos esté dorada por un lado, sacar bandeja y darles la vuelta con cuidado no romperlos demasiado, volver a cocer hasta que se dore el resto de la piel, mas o menos 1 hora.
4. Sacar del horno y tapar un rato para que enfríen y no se resequen. Habrán soltado mucho jugo, debe desecharse, NO añadirlo al aliño.

 

 

5. Quitar toda la piel y semillas y partir en tiras finitas para colocarlas en un colador sobre algún recipiente alto, hasta que ya no escurran más jugo.
6. Una vez haya escurrido todo el jugo, colocar el pimiento en tiras en un recipiente con tapadera.
7. A
liñarlo con aceite de oliva y sal, al gusto.
8. Taparlo y meter en la nevera.  
9. Una hora antes de servir, sacar de la nevera para que atempere el aceite pues suele solidificar un poco con el frío.

Yo le echo bastante cantidad de aceite.
Estos pimientos en frío están buenísimos.

Mantener siempre en la nevera.

Basta con sacarlos un rato antes de comer, para que licue de nuevo el aceite.
Remover un poco y quedan listos para comer.

 

 

2 comentarios

También te interesa

2 comentarios

Atril sin Zeta 11 marzo, 2008 - 10:10 pm

Los pimientos asados riquisimos, mi madre (malagueña)si le ponía el jugo, al menos una buena parte, después le picaba una cebollita y el aceite de oliva y sal y normalmente lo ponía con tortilla de patata, solía ser para la cena.
saludos

Reply
Azulpurpura 12 marzo, 2008 - 12:08 am

Qué alegría me da tu visita!
Mira, por aqui también le suelen poner cebolla en juliana y tomate sin piel, asado también, vaya lo que llaman pimentada, y tienes razón está riquisimo! un acompañamiento estupendo sobre todo para el pescadito frito.
Le pega estupendamente a la tortilla de patatas, asi es, una buenisima cena. A la próxima lo hare asi.
un saludo

Reply

Comenta la receta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta página utiliza cookies para garantizarte una mejor experiencia de uso. Al navegar por ella estás aceptando el uso de las mismas de acuerdo con nuestra Política de Cookies. Aceptar Leer más

Traducir »