Fabada asturiana

Por Azulpurpura

Me encanta la fabada, como todos los guisos.  En invierno apetece disfrutar un gran plato regional como éste.
En mi caso, y como siempre, utilizo productos sin picante.

A quien guste, puede utilizar chorizo y morcilla picantes.

¡El cuchareo es la mejor invención en cocina!

 


Fabada asturiana

Me encanta la fabada, como todos los guisos.  En invierno apetece disfrutar un gran plato regional como éste. En mi caso, y… Legumbres Fabada asturiana European Imprimir receta
Número de personas: 6
Tiempo de preparación:
Dificultad:
Temporada:
Procedencia:
 Temporada: Invierno  Procedencia: Mi enciclopedia

Ingredientes

    * 500 gramos de fabes asturianas.
    * 450 gramos de lacón o jamón curado o codillo salmuerizado.
    * 150 gramos de tocino entreverado salado (mejor si es tocino ibérico salado).
    * 250 gramos de morcilla asturiana no picante.
    * 200 gramos de chorizos asturianos no picante.
    * 1 cebolla entera y pelada.
    * 4 dientes de ajo enteros y pelados.
    * Sal al final si fuese necesario.
    * 2 hojas de laurel.

     

     

     

     

Modo de preparación

1. La noche antes de preparar la fabada poner a remojo las fabes y si se utiliza codillo salmuerizado, también ponerlo a remojo en agua fría.
2. Al día siguiente cocer el codillo durante una hora para continuar la cocción con la fabada.
3. Escurrirlas y ponerlas en cacerola grande.
4. Echar agua fría hasta cubrirlas lo justo.
5. Cocer lentamente.
6. Añadir la cebolla pelada y cortada por la mitad.
7. Añadir los dientes de ajo sin pelar.
8. Añadir el laurel.
9. Desespumar.
10. Cuando hierva  echar un chorrito de agua agua fría.
11. Añadir el lacón y tocino (si se añade codillo añadir a la cacerola después de cocerlo una hora).
12. Cocer 1 hora a fuego lento y volver a asustar las fabes con un poco de agua fría.
13. Retirar la cebolla, dientes de ajo y laurel.
14. Pinchar la morcilla y el chorizo por varios sitios.
15. Añadir el chorizo y la morcilla.
16. Cocer 1 hora y volver a echar un poco de agua fría.
18. Volver a cocer hasta que las fabes estén tiernas.
19. Probar y sazonar si fuese necesario.

Se puede preparar el día anterior, guardarlo en nevera y consumir al día siguiente.

También se puede hacer en cantidades "industriales" para congelar por raciones y tener siempre a mano una fantástica fabada sin tener que prepararla, solo sacarlo con tiempo para descongelar y luego calentar para disfrutarlo a tope, con toda la satisfacción de no haberla preparado ese día.

Para hacer cantidad y congelar para otras  ocasiones, esta es la mejor forma:

* 1 kilo fabes asturianas.
* 900 gramos de lacón o codillo salmuerizado.
* 300 gramos de tocino entreverado salado (mejor si es tocino ibérico salado).
* 500 gramos de morcilla asturiana no picante.
* 400 gramos de chorizo asturiano no picante.
* 2 cebollas enteras y peladas.
* 8 dientes de ajo enteros y pelados.
* Sal si fuese necesario.
* 4 hojas de laurel.

Preparación para congelar:

La noche anterior poner a remojo el codillo en agua fría.
Al día siguiente cocer el codillo durante una hora antes de añadirlo a las fabes.
En este caso se cuecen durante 1 hora las fabes con las cebollas, ajos, laurel, codillo cocido y tocino.
Retirar las cebollas, ajos y laurel.

Si se va a consumir parte de esta fabada ese mismo día, se apartan las fabes necesarias, codillo, tocino y caldo suficiente, una vez hayan cocido la primera hora, y ahí mismo se añaden el chorizo y morcilla necesario. Continuar con el resto de la cocción, como indico arriba.

Con el resto de las fabes, codillo y tocino, añadir mas agua fría y continuar la cocción, otra hora más o hasta que estén tiernas y SIN añadir ni chorizo ni morcilla.
Porcionar estas fabes, codillo y tocino en diferentes envases, se congela cubierto con su caldo.
Cocer aparte en agua la morcilla y chorizo y congelar junto con un poco del agua de su cocción.
El día que se vaya a consumir, sacar y descongelar con antelación el envase de las fabes con el codillo y tocino y el envase del chorizo con la morcilla.
Calentar primero las fabes a fuego bajo y luego añadir el chorizo y morcilla con un poco de su caldo hasta que todo esté caliente.

Al final, compensa hacer cantidad, por muchos motivos: ahorrar tiempo en cocinar, el tiempo de preparación es prácticamente el mismo sea la cantidad que sea y el gasto de energía o gas es el mismo para un puñado de raciones "industriales". 
Todo lo que sea ahorrar tiempo en la cocina está muy bien..... es lo que mas agradezco.

Se puede hacer en olla rápida, aunque a mi me gusta más hacer los guisos a fuego lento, aunque ello suponga estar mas tiempo en la cocina, pero una es como es y no precisamente una masoquista,  sólo es gusto por lo guisado lentamente.

Cortar en rodajas el chorizo y morcilla.
Cortar en trozos el lacón o codillo y el tocino, y presentarlo junto a las fabes y caldo, bien caliente todo.

 

Observaciones

He modificado algunas cosas de la receta de mi enciclopedia


0 comentarios

También te interesa

Comenta la receta

Esta página utiliza cookies para garantizarte una mejor experiencia de uso. Al navegar por ella estás aceptando el uso de las mismas de acuerdo con nuestra Política de Cookies. Aceptar Leer más

Traducir »