Caldo de pollo

Por Azulpurpura

Es un caldo de pollo casero, o fondo de ave, que se puede utilizar en cantidad de platos.

 

Caldo de pollo

Es un caldo de pollo casero, o fondo de ave, que se puede utilizar en cantidad de platos.   Sopas y cremas Caldo de pollo European Imprimir receta
Número de personas: Varias
Tiempo de preparación:
Dificultad:
Temporada:
Procedencia:
 Temporada: Todo el año  Procedencia: El petit chef

Ingredientes

    * 1.500 gramos de gallina o pollo de campo, o carcasas de pollo con alitas y cuartos traseros.
    * 60 gramos de cebolla pelada.
    * 60 gramos de puerro, solo la parte blanca.
    * 60 gramos de zanahoria.
    * 200 gramos de patata.
    * 70 gramos de rama de apio, sin las hojas.
    * Ramita de perejil.
    * 3 litros de agua embotellada.
    * Sal, al terminar la cocción o en el momento de consumir el caldo en alguna receta.

     

Modo de preparación

1. Si se utilizan carcasas, lavar a fondo con abundante agua fría y retirar las partes sanguinolentas y cualquier resto de grasa o vísceras.
2. Lavar el puerro y quitar las raíces y hojas verdes, dejando sólo la parte blanca.
3. Pelar y lavar la zanahoria.
4. Lavar la rama de apio y pelar la cebolla.
5. Cortar el puerro, el apio y la zanahoria en tres o cuatro trozos y la cebolla por la mitad.
6. Poner todos los ingredientes en una cazuela grande, cubrir con 3 litros de agua embotellada fría y llevar a ebullición a fuego fuerte.
Es mejor utilizar agua envasada para que evitar que interfieran sabores.
7. Cuando comience a hervir, bajar el fuego y con una cuchara retirar la espuma que se forma en la superficie, debido a las impurezas del pollo y verduras.
Habrá que retirar la espuma según se va formando mientras cuece el caldo.
8. Cocer durante 3 horas a fuego suave, sin que llegue a hervir a borbotones, manteniendo sólo un ligero burbujeo en la superficie.
En mi caso, vitrocerámica en 4 sobre 9.

Es muy importante no añadir la sal hasta el final de la cocción, pues de lo contrario dificultaría la extracción de la sustancia del pollo y el resultado sería un caldo insulso.
Mejor salarlo al final del proceso, o cuando se vaya a utilizar en alguna receta.

9. Retirar el pollo y demás verduras con una espumadera.
10. Pasar el caldo por un colador de malla fina.
11. Cuando haya enfriado por completo, meter en la nevera un día entero.
12. Sacar de la nevera.

En la superficie se habrá formado una capa de grasa, más o menos amarillenta.

 


Hay que retirarla con una cuchara para mejorar su sabor, además, será más saludable.

 


Una vez retirada la capa de grasa, el caldo frío es gelatinoso:

 

 


He obtenido 2.125 mililitros de caldo.

Compensa hacer cantidad y congelar para otras ocasiones, en envases de varias medidas según se necesite.

Es mejor añadir la sal cuando se vaya a consumir.

He aprovechado la carne de pollo para otra receta que ya mostraré.

 

0 comentarios

También te interesa

Comenta la receta

Esta página utiliza cookies para garantizarte una mejor experiencia de uso. Al navegar por ella estás aceptando el uso de las mismas de acuerdo con nuestra Política de Cookies. Aceptar Leer más

Traducir »