Perdices del cazador

Por Azulpurpura

Tranquilidad y mucha paciencia para preparar y guisar unas perdices recién cazadas, es decir, cuando llegan a tu cocina todas ellas con sus plumitas.

Aviso que esta receta no es nada fácil, ni rápida, ni barata, pero el resultado es de categoría,  es un plato de lujo.

Le dedico este plato a Francis, que me regaló 10 hermosas perdices, extraordinarias de tamaño, estaban bien gorditas. Las ha cazado él, de ahí el nombre que le he dado a esta receta.
¡Muchísimas gracias Francis! 
Bien ha valido el trabajito de desplumarlas, quitar vísceras, etc, algo que tampoco me molesta, es más, me gusta.

Por si a alguien le regalan perdices enteras, explicaré desde el principio la preparación por si os sirve de ayuda, pues aunque yo había visto hacerlo en casa de mi abuelo y a Mercedes también, con los pavos vivos que le regalaban a mi padre, yo nunca lo había hecho, así pues recordando un poco le eché valentía al temita perdiz y me lancé a ello por primera vez.
Confieso que metí la pata con las dos primeras, que empecé por cortar cabezas y colitas tal cual. Menuda nube de plumón revoloteando por mi cocina.
Me dije, ni hablar,  a partir de aquí, las siguientes van al remojo y efectivamente, ni un solo plumón volando. Novatadas de la inexperiencia. De todos modos tenía que escaldarlas para desplumarlas, y todo fue mucho mejor.
Resultará todo un tratado sobre perdices de caza que espero os sea de ayuda.

Después de consultar mi enciclopedia y dos libros más, que entre ellos diferían mucho en la forma de guisarlas y además ninguna de las recetas me gustaba, al final las hice a mi gusto y han quedado espectaculares.

Primero pondré las cantidades para 2 perdices ( 2 personas) y entre paréntesis pongo las cantidades para 10 perdices.

He dividido los ingredientes, preparación y guiso en 4 fases:

1– Desplumar y preparar las perdices de caza
2– Marinado
3– Fondo de caza
4– Guiso

Perdices del cazador

Tranquilidad y mucha paciencia para preparar y guisar unas perdices recién cazadas, es decir, cuando llegan a tu cocina todas ellas con… Aves Perdices del cazador European Imprimir receta
Número de personas: Varias
Tiempo de preparación:
Dificultad:
Temporada:
Procedencia:
 Temporada: Época de caza  Procedencia: Azulpúrpura + variaciones de enciclopedia

Ingredientes

    1- Desplumar y preparar las perdices de caza:

     

    En este primer paso no hay ingredientes. Únicamente disponer de una palangana con agua muy caliente.

     

    2- Marinado:

     

    Cada 2 (10) perdices:

    * 1 cebolla grande picada (4).
    * 1 hoja de laurel (5).
    * 1 cucharadita de tomillo en hojas (4).
    * 150 mililitros de jerez semi-dulce o solera (750).
    * 2 cucharadas soperas de aceite de oliva (10).
    * 4 granos de pimienta negra entera (20).

    No añadir sal.

     

     

     

     

    3- Fondo de caza:

     

    * 2 mollejas limpias (10).
    * 2 higaditos (10).
    * 1 cebolla (4).
    * 1 zanahoria (4).
    * 150 gramos de huesos de jamón ibérico (750).
    * 4 granos de pimienta negra entera (20).
    * 1/2 cabeza de ajos (2 y 1/2).
    * Chorrito de aceite de oliva.
    * 800 mililitros de agua (4 litros).
    * Ramillete de perejil fresco.
    * 1/2 cucharadita de mezcla de hierbas de olor (2 y 1/2).
    * Un poco de sal si fuese necesario, cuando se pruebe al final de la cocción. De todos modos es preferible que quede soso. Una vez guisadas las perdices se sazonará al final.

     

     

     

    4- Guiso:

     

    * 400 mililitros de fondo de caza colado (2 litros).
    * 150 mililitros de liquido de la marinada colado (750).
    * 400 gramos de panceta ibérica salada, dá igual la cantidad de perdices.
    * 200 gramos de cebollitas francesas (1 kilo).
    * 1 cebolla (5).
    * 1 hoja de laurel (5).
    * 1 zanahoria (5).
    * 1 diente de ajo (5).
    * Ramillete de perejil fresco.
    * Sal si fuese necesario.

     

     

Modo de preparación

1- Desplumar y preparar las perdices de caza

Esta es la parte menos amable y mas cansina del plato, para muchos, pero hay que hacerlo, así que no merece la pena pensarlo dos veces. De todos modos en mi caso no tengo ningún problema en hacerlo, no soy demasiado asquerosita en ese sentido. Lo prefiero a cocinar.

1. En una palangana echar agua muy caliente, meter una perdiz y dejar escaldar unos 2-3 minutos moviendo las plumas con los dedos para que penetre mejor el agua y pierdan su impermeabilidad. No dejarlo mucho mas tiempo pues la piel de la perdiz es muy fina y se romperá al desplumarla.
2. Con unas buenas tijeras cortar el cuello, plumas de la cola junto con la zona del culete, y la parte final de las alas, cortando la última articulación, y tirarlos en una bolsa. Así os ahorráis desplumar tanto. Dejar las patas para cortarlas por la articulación, al final, cuando ya esté desplumada, pues mientras tanto nos sirven para agarrar la perdiz durante el desplume. 

 

Comenzar a desplumar, poco a poco,  no conviene coger muchas plumas de golpe pues se puede romper la piel al tirar, además, que cuesta más. A cada grupo de plumas cogidas, meter la mano con ellas en el agua, para desprenderlas mejor de las manos y poder tirarlas en una bolsa. Al final cortar las patas.
Retirar todos los cañones de la piel.  Paciencia. Suelo utilizar unos alicates de paletas delgadas.
El olor que desprenden las plumas es bastante desagradable, así que mejor hacerlo en un lugar ventilado.

Agradezco a Víctor que me recordase reseñar aquí que hay que tirar los desperdicios de estas aves en el contenedor verde situado en la calle. La verdad es que no reparé en este punto pues en mi calle solo hay contenedores grises y al principio de la calle alguno amarillo. Con esto queda bien detallada esta entrada.

4. Cada 2 perdices hay que vaciar parte del agua de la palangana, con un colador retirar las plumas que hay en el agua, dejarla lo mas limpia posible, y reponerla con mas agua hirviendo para continuar con el resto de las perdices. Retirar los perdigones que se encuentren a la vista, entre la piel. Pude sacar unos 6 perdigones, como se ve en la parte inferior de la foto.

 

 

5. Hacer un pequeño corte desde el culete hacia el esternón, y retirar las vísceras tirando con fuerza de la molleja (estómago de las aves), y así se arrastran muchas de las vísceras tras la molleja. Se sabe que es la molleja cuando se palpa un cilindro duro y escurridizo, es de ahí donde hay que tirar hacia afuera.

 

 

6. Con unas tijeras cortar con cuidado el hígado y molleja, separádolos del resto de intestinos. Cuidado al separar el hígado del resto de las vísceras para que no se rompa la bolsa de hiel (bilis) que es de color verde oscuro, si se rompiese, desechar el resto, pues amarga a todos los órganos. Reservarlos.
7. Continuar eliminando el resto de órganos: el corazón, tráquea que aparece junto al cuello, y los pulmones. Estos últimos se retiran fácilmente raspándolos de las costillas (situadas en la espalda) con un dedo, y luego pillándolos con dos dedos salen fácilmente.
A la izquierda, los pulmones de color rojo-anaranjado
A la derecha, la molleja unida al hígado.

 

8. Lavar bajo el chorro de agua fría las mollejas, higaditos y las perdices por dentro y fuera.
9. Cortar longitudinalmente las mollejas, y desechar el interior (que estará lleno de piedrecitas y arena) tirando de una fina piel de color amarillento que tiene en el interior. Lavarlas bajo el chorro de agua hasta eliminar toda la arenilla.

 

Cortar la bolsita de hiel de los hígados, sin romperla, y tirarlo.

2- Marinado

Cuando las aves son de campo suelen tener la carne mas dura y seca, es por ello que conviene marinarlas unas horas para ablandar la carne y que quede mas jugosa.
Aun así resulta una carne consistente.
1. Mezclar todos los ingredientes de la marinada en un recipiente grande donde quepan las perdices y colocarlas dentro, que les cubra la mezcla marinada.

 

 

 

2. Meter el recipiente en la nevera y dejar marinar mínimo 4 horas, yo lo dejé 10 horas.
3. Darle la vuelta a las perdices mínimo dos veces en ese tiempo.
4. Al cabo del tiempo sacar de la nevera, retirar las perdices, colar y reservar el liquido de la marinada.

3- Fondo de caza

Es un caldo concentrado, que se elabora con carcasas de la caza.

Como no disponía de ellas, lo adapté a mi gusto.
Se puede hacer mientras se están marinando las perdices.

1. Pelar y trocear la cebolla y zanahoria.
2. Colocar todos los ingredientes en una cacerola y dejar cocer, destapado, a fuego medio durante 1 hora 30 minutos, hasta que reduzca a la mitad.
3. Colarlo.
Para 2 perdices debe quedar 400 mililitros de fondo de caza.
Para 10 perdices deberá quedar 2 litros.

4- Guiso

Perlé o cuerda fina suficiente para atar las perdices.

1. Secar con papel de cocina y atar las perdices, estas fotos son una sugerencia para atarlas de forma sencilla. Los puntitos negros son restos de las hojitas de tomillo.

2. Cortar la panceta en lonchas finitas y freírlas en una cacerola grande a fuego muy bajo, hasta que estén doradas. Deben soltar toda su grasa, que quedará líquida en el fondo de la cacerola.
3. Mientras tanto pelar las cebollitas francesas.
4. Pelar y picar las cebollas, zanahorias y dientes de ajo.
5. Picar el perejil.

 

 

6. Freír las perdices hasta dorarlas en la grasa de la cacerola, retirar y reservar.

 

 


7. En esa misma cacerola echar la cebolla, zanahoria y ajos picados y las cebollitas francesas, y rehogarlo a fuego fuerte. Mejor cocer las cebollitas francesas aparte, en un poco de fondo de caldo, así no se desmoronarán con el guiso, que dura unas 3 horas.
8. Volver a poner las perdices en la cacerola
9. Añadir el fondo de caza colado, el liquido de la marinada colado, perejil picado y el laurel.
10. Dejar cocer a fuego medio durante 2 horas 30 minutos a 3 horas, hasta que estén tiernas. Comprobarlo pinchando en las pechugas.
Ahora es el momento de probar la salsa y sazonar al gusto.
Debe quedar sabrosa.
Dejar enfriar y meter en la nevera. Al día siguiente desgrasar eliminando la capa de grasa que se ha formado en la superficie.
Cortar las cuerdas de las perdices y presentar en una fuente.

Se puede presentar la salsa con todos sus ingredientes o colarla y reducirla un poco.

A la próxima vez coceré las cebollitas francesas en un poco de fondo de caza, independientemente del guiso, para que no se deshagan nada. Os recomiendo hacerlo así, mucho mejor.

Es mejor preparar la marinada a última hora de la tarde para dejar reposar en la nevera toda la noche, y continuar con el proceso al día siguiente.

Comerlas con mucho cuidado, primero porque hay huesecillos muy finos y segundo, lo más importante: entre la carne pueden alojarse los perdigones, así que cuidadín con las muelas.

Por último: disfrutadlas a tope, que merecen la pena.

De nuevo muchas gracias a Francis.

 

 

 

40 comentarios

También te interesa

40 comentarios

Irene 15 noviembre, 2008 - 8:11 am

Hola Nuria,llevaba un tiempito sin pasarme por aqui! Estoy trabajando fuera de casa y me falta tiempo hasta para mi blog, menos mal que me lo llevan mis hijos, hasta que yo tenga un descansito…y he pasado a ver las cositas ricas que me había perdido, he visto que estabas de descanso…pues mejor así no me he perdido nada.
Espero que lo hayas pasado muy bien en compañia de tu familia.

Nuria estas perdices estan de toma pan y moja,!que maravilla!y que paciencia, con el trabajo que llevan,eres una artista en la cocina!

Un beso.

Reply
Anónimo 15 noviembre, 2008 - 9:04 am

¡¡Esto es una receta bien explicada¡¡ Madre mía que bien lo has hecho, enhorabuena

Y las perdices fantásticas. Yo tengo 4 para desplumar y preparar

Besos. Ana

Reply
Vanesuky 15 noviembre, 2008 - 9:43 am

Ya has vuelto!!!
Se te ha hechado de menos!
Estas perdices tienen una pintita estupenda.
Menuda vuelta. Bienvenida guapa.
Un besín!!

Reply
Azulpurpura 15 noviembre, 2008 - 1:02 pm

Que tal Irene! asi es, hacía mas de 15 dias que no ponia nada en mi blog, primero liada con un evento, y con mi familia aqui y luego con las 10 perdices, sus fotos y tal y tal, por eso he entrado dias mas tarde, asi que no te has perdido na de na.
Yo si me tendré que poner al dia pero no he tenido ni tiempo de visitar ninguna cocina, en unos minutos hago una tourné completa!

Ha sido una buena batalla con las perdices, pero ya sabes que soy muy tozuda y creo que les gané por goleada jaja
Jo Irene…. que me pones colorá, lo de artista es un precioso halago que valoro como no imaginas, muchisimas gracias ! con pirpos asi, mi trabajo está mas que recompensado, que contenta me voy…!

un besito muy fuerte!

——-o——–

Aii Ana, pues ten paciencia, aunque sean 4 tienen mucho trabajito y hay que dedicarles muchas horas.
Muchas gracias! me alegro que te guste este paso a paso, pues al principio me lié un poco sin saber por donde salir, pero conseguí ordenar y organizar el cotarro para facilitarle la tarea a quien quiera hacer estas perdices.

un besito enorme !

——o——-

siiii Vane, ya ando por aqui trasteando cosillas, bueno poco a poco que aun tengo que descansar de las juergas jajaja

Tambien te he echado de menos, pero eso lo soluciono ya mismo!!

un achuchón guapisima!

Reply
anabel 15 noviembre, 2008 - 6:03 pm

Hola Nuria , ya por aqui . Has venido fuerte con esta receta tan bien elaborada, tiene que estar muy buenas estas perdices.
saludos

Reply
cibercuoca 15 noviembre, 2008 - 8:17 pm

Hola Nuria, qué maravilla, estas perdices son un verdadero plato de lujo. Felicitaciones.
Besos

Reply
Azulpurpura 15 noviembre, 2008 - 8:47 pm

Que tal anabel! si… me vi con estas perdices y no cabe mas remedio que ponerse manos a la obra para saborear una cosita tan rica.

un besito

——o——–

Si que lo es Ciber, por el trabajito que dan, pero tambien es que son exquisitas.

un besito

Reply
Inmaculada (Adi) 15 noviembre, 2008 - 9:02 pm

Esto tuyo aparte de una receta de primera categoría es una lección magistral de anatomía de la perdiz…jejeje, ya le gustaría a más de un estudiante de veterinaria tener tan claro como tú este tema. Te hacen un examen y seguro que pasas a segundo curso.
Santísima paciencia la tuya no solo en limpiar, preparar y cocinar las 10 perdices, también es muy de agradecer que hayas tenido el detalle de poner un paso a paso tan bien explicado y fotografiado.
Enhorabuena y gracias por dedicarnos tanto esfuerzo.
Bienvenida. Besos.

Reply
Azulpurpura 15 noviembre, 2008 - 9:15 pm

jajaja Adi, he andado mucho por laboratorio con animalitos y la verdad que me gusta. Bueno, me queda un curso y pico por terminar pero ahi se queda jaja

La verdad es que me satisface un montón facilitar la tarea a quien se ponga a ello, asi que por explicaciones no queda jaja, me gusta explicarlo lo mejor que sé.
De todos modos aqui estoy pa dudas, claro.

Anda… que me pones colorá! nada…. no es nada comparado con la alegria que me dá saber que a alguien le sirve y ayuda y que lo haga con gusto.

un besito enorme!

Reply
barbara 15 noviembre, 2008 - 11:17 pm

Hola Nuria, me alegro de que te lo hayas pasado bien. Lo que es una pasada es esta receta de perdices. He comido alguna cuando mi marido era cazador y las encontraba muy buenas. Te aseguro que si en la carnicería encuentro haré esta receta porque me ha gustado mucho y la forma de explicarla estupenda; es una ayuda para todos. Un abrazo.

Reply
Ana 15 noviembre, 2008 - 11:40 pm

¡Que abandonaitas nos has tenido! y como te hemos extrañado…
Las perdices, me han encantado. ya servidas en el plato. Pero el proceso ha herido mi sensibilidad, soy incapaz de prepararlas, auque sí de comerlas. Besos

Reply
Azulpurpura 16 noviembre, 2008 - 12:47 am

Muchas gracias Bárbara !
me alegro te haya gustado y s vas a comprarlas pidelas ya desplumadas y limpitas que te ahorrarás mucho tiempo!

un besito muy grande!

—–o—-

Ana! tienes razón, he tardado mas dias en estarme aqui quietecita pero bueno ya ando trasteando poco a poco.
También te he echado de menos!
aiii no me digas que he herido tu sensibilidad, perdona, lo siento de veras.
Cuando se trata de comida la verdad que no me planteo otra cosa que hacerlo, en ese sentido si que soy dura si. De una forma u otra tienen que pasar por ese proceso hasta el resultado final que a todos nos gusta comer, verdad?!

Me alegro que te haya gustado la receta, quedan magníficas, pruebalas!

un besito enorme!

Reply
romi sanmarti alos 16 noviembre, 2008 - 12:53 pm

hola Nuria
veo que le has sacado un partidazo a las perdices!! Felicidades por tu blog y por el inmenso trabajo que estas realizando, voy «trasteando» el blog y se me abren infinitas posibilidades para disfrutar de la cocina con un «aire» nuevo
Un beso grande!!! seguimos

Reply
Liberto Brau 16 noviembre, 2008 - 1:59 pm

La palabra clave es “púrpura”…Ojalá tengas curiosidad por el blog que recién comencé hace una semana a publicar una novela por capítulos, “Amanece púrpura”; una novela en proceso, de la que ya he editado el primer capítulo y una parte del segundo. Iré escribiendo los siguientes siempre que haya lectores “suficientes” y “paguen” por su lectura con el impuesto revolucionario de sus comentarios… Bueno, hasta otra, en tu casa o la mía… Un saludo.

Reply
Mar 16 noviembre, 2008 - 2:02 pm

Me alegro verte de vuelta, espero que estés renovada y con ganas de hacer muchas recetas para nosotr@s, tu receta tiene una pinta buenísima, pero yo cambio las perdices por pollo pues no puedo comerlas, me da pena y tus primeras fotos no he podido mirarlas, lo siento es que no puedo, pero aunque no es lo mismo como me ha encantado esa salsita, me la apunto con pollo.
Un beso

Reply
Azulpurpura 16 noviembre, 2008 - 4:02 pm

Romiiiiiii ! qué alegría me ha dado tu visita!
muchisimas gracias por tus preciosas palabras.
me alegraría mucho que hicieses y te gustasen mis platos, es mi mayor satisfacción con todos mis visitantes.

adelante hija… tu trastea todo lo que quieras que ese es el objetivo de esta página, y sobre todo que pruebes y lo disfruteis, me alegrará saber todas tus opiniones y si aportas algo nuevo siempre será bienvenida cualquier sugerencia.

Muchos besos Romi !!
y otro para Ricardo !

——–o——-

Hola Liberto!
En cuánto pueda me paso a leer tu
novela. Me gusta ese impuesto!

un saludo

——–o——–

Que tal Mar!
si que vengo con fuerzas y ganas, con cositas nuevas que poco a poco iré poniendo y que espero os gusten.

Vaya, siento que tambien te afecte esas fotos y explicaciones. Para mi es comida, algo que me han regalado con cariño y que, bueno… hay que prepararlas, con lo cual no lo pienso ni tengo demasiado problema, si no… no comería ni un solo animal.
Hazlo con pollo seguro que queda igual de rico y mucho mas tierno pues su carne es mas blandita, claro.
Piensa… ese pollo no ha pasado por el mismo proceso previo? jeje
Entiendo que ese trabajo lo hacen otros, no lo vemos y nos afecta menos, debe ser eso.

Acabo de hacer un arroz con una perdiz que sobró y utilicé la salsa, estaba….. de lujo! muy sabrosa.

un besito enorme!

Reply
Ana G. 16 noviembre, 2008 - 7:50 pm

Hola nuria, soy ana. Estamos deseando hincarle el diente a tus perdices, las fotos son preciosas aunque se ve que has trabajado mucho.
Esta noche seremos felices y comeremos perdices. Ya te contamos lo que nos ha gustado.Un beso ana G.

Reply
Azulpurpura 16 noviembre, 2008 - 8:46 pm

Anaaaa! espero que os gusten y las disfruteis.
las comeis esta noche?? es algo fuerte para cenar no?
bueno ya me dirás que tal!

un besito pa todos!

Reply
Anónimo 17 noviembre, 2008 - 10:34 am

Perfectamente explicado, Nuria, de la A a la Z.
Yo les cogí manía, porque cuando era pequeño las comía con frecuencia, ya que a mi padre le gustaba ir de caza todos los domingos.
Felicidades por el perfecto post.

Reply
Azulpurpura 17 noviembre, 2008 - 2:46 pm

Muchas gracias Elo!
Viniendo de ti ese elogio, que eres un magnífico comunicador culinario y sobre todo, gran cocinero, me halaga doblemente y me alegra como no sabes bien…!!

Entre nosostros, ahora que no nos lee nadie….. casi casi les cojo manía tambien… desplumar 10 perdices bufff a poco acabo con atacada de los nervios!

Intenta hacerlas! espero que tu manía haya desaparecido y puedas disfrutatrlas y saborearlas, que bien lo merecen, y tu que te alegrarás de volver a comerlas de nuevo!
Grantizao! -_o

Muchisimas gracias,
un abrazo

Reply
Rosa 18 noviembre, 2008 - 7:04 pm

Que lección nos has dado. Me viene estupendamente todo lo que nos has explicado y lo dejo bien guardado. El resultado final… exquisito.
Besos

Reply
a.g.v. 19 noviembre, 2008 - 1:30 am

¡Menuda labor y mejor resultado!

El aspecto es inmejorable.
Hace mucho que no como perdices y las tuyas invitan a ello

Felicidades
Ven a verme en http://www.fotomirada.es

Alberto.-

Reply
Su 19 noviembre, 2008 - 7:56 am

Felicitarte por este trabajo también realizado, lo guardo como oro en paño, para enseñarselo a mis hijas cuando sean un poco más mayores. La receta es fantástica. Valoro mucho michisismo tu trabajo
Un beso fuerte desde el mismo centro de la Mancha.
Muac

Reply
Azulpurpura 19 noviembre, 2008 - 4:46 pm

Rosa !! me alegro que te guste y sobre todo me alegra mucho que yo pueda enseñar y ayudar a una gran maestra cocinera como tu.
Buff que me pongo orgullosa hija! y sobre todo me animas como no sabes bien, con tu precioso comentario, por ello merece la pena seguir adelante.

Si lo haces porfa me interesa muchisimo tu opinión, me lo cuentas, si?¿

Muchas gracias Rosa!
un besito muy fuerte

—-o——-

Muchas gracias a.g.v.!

pues ya sabes… a ser felices y comer perdices!

Iré a verte en cuanto pueda, seguro que será ineresante.

un saludo

——o——

Su !! ai que yo se poquitas cosas hija, pero que alegrón me da poder enseñar algo a una cocinera tan magnífica como eres tu.
Vaya lo que me has decido! te lo agradezco de corazón, pues sabes lo poco (déjate de eufemismos nurita, di….nadaaaa!!) que me gusta la cocina, pero mi tozudez es mas fuerte, y la cuestión supervivencia en mi casa es aun mayor! me emociona que lo valores tánto, vaya!
Es mi mejor recompensa, que lo hagas y te guste mucho!
qué contenta me voy….! y sobre todo cuánto me animas… a seguir en lo que mas odio.
Hazlo y me cuentas que te ha parecido….. vale?
vale! trato hecho!

Totalmente de acuerdo contigo… cuando tus hijas sean mas mayorcitas les enseñas.

un besito mancheguita!

Reply
regi 20 noviembre, 2008 - 1:52 pm

Menuda receteza….

Reply
Azulpurpura 20 noviembre, 2008 - 8:24 pm

Muchisimas gracias Regi! recetaza además por lo larguiiisima que es jaja

un besito !

Reply
Pedro 21 noviembre, 2008 - 10:06 pm

¡Dioz Zanto, Dioz Zanto! ¡Qué derroche de explicaciones, de fotografías, de bien hacer…!
Está claro que quien no sepa ahora cocinar unas perdices, es porque no te ha leído.
¡Enhorabuena por una maravillosa receta!
Un besote.

Reply
Maria 21 noviembre, 2008 - 10:56 pm

Lo tuyo no ha sido una receta, ha sido un clase magistral de caza. Muchas gracias por todo este trabajazo. Te hago la ola!!

Reply
Azulpurpura 22 noviembre, 2008 - 10:01 am

Muchas gracias paisano!
Si es que tienen muuuucho trabajito Pedro, y en ello vá un buen resultado, asi pues… encantada! si con esto ayudo y aprenden quienes necesiten «pelearse» con perdices.
Tienes razón, por ello hice este tratado, algo exaustivo y minucioso , asi nadie tiene excusa para hacerlas jaja
Ea!…. «hácelas» tu y yo que las vea!

un besito!

—–o——-

Bienvenida Maria!
Te digo lo mismo que a Pedro, y mientras tanto las curraba … a fotografiar y explicotear.
Me gusta explicar detalles y facilitar el trabajo para quien se ponga manos a la obra, y evitarles percances, por ejemplo, de nubes plumosas revoloteando por su cocina, o también que sepan organizar su tiempo y tal.
Gracias a ti por tu amable visita, Maria.

un besito!

Reply
paqui 23 noviembre, 2008 - 7:59 pm

Nuria, hija mía, vaya entrada mas completa, lo anoto y seguro que cae.
Besicos

Reply
Liberto Brau 23 noviembre, 2008 - 8:26 pm

Hola… Vengo de visita de domingo a tu casa, a cenar. Pero todavía las mismas sabrosas perdices!!! jajaja… repetiré, me encantaron…

De paso quería darte las gracias por leer “Amanece púrpura” y por formar parte de esta historia de lectores y escrituras. No sabes cómo agradezco tu entusiasmo y entrega en este proyecto de palabras, los comentarios que hacen posible que continúe esta feliz tarea de escribir no sólo para mí sino sobre todo para vuestros ojos e imaginación. Anoche edité la segunda parte que faltaba del segundo capítulo. Espero, deseo, que te guste… que renueves nuestro pacto. Saludos.

Reply
Pecas 24 noviembre, 2008 - 2:15 pm

Esas perdices tienen que saber a gloria con tanto amor que les has puesto, que paciencia la tuya!!! Menuda lección nos has dado, y que bien explicado. Ahora misma he llegado a comprender lo de «fueron felices y comieron perdices» como para no serlo a poco que se parecieran a estas que tu nos has mostrado tubieron que ser felices de verdad.
Felicidades por tu gran post.
Besos.

Reply
Pecas 24 noviembre, 2008 - 2:19 pm

Ya entiendo eso que tantaa veces hemos oido todos «fueron felices y comieron perdices» y tan felices a poco que se parecieran a estas que tu nos has puesto aquí. Menuda lección no has dado esto ni en las mejores escuelas de cocina. Te felicito por tanto esfuerzo y la gran paciencia que has demostrado tener.
Besos y enhorabuena.

Reply
Pecas 24 noviembre, 2008 - 2:21 pm

Pensé que no habia salido mi primer comentario y he escrito otro, y ahora me doy cuenta que tienes que aceptarlo tu para que salga….jajajaj…. bueno pues todo tu trabajo bien merece dos comentarios.
Besos.

Reply
Azulpurpura 24 noviembre, 2008 - 2:49 pm

Bien Paqui! me alegro si te sirve de ayuda.

un besito!

——-o——

jaja Liberto.
Que me estoy retrasando en servir platos y las perdices como que ya han caduao verdad?!
Mi pc está fatal y anda mi hijo arreglándolo, en cuanto esté bien sigo sirviendo comidas, que hay algunas pendientes, muy ricas.

En cuanto a tu novela solo puedo decirte que estoy dentro de esa historia tan interesante, es que la vivo! me encanta!
Enseguida continúo leyendo… estoy enganchada, tu sigue relatando, porfa!

un saludo

Reply
Azulpurpura 24 noviembre, 2008 - 2:58 pm

Bienvenida triplemente Pecas! muchisimas gracias por tu comentario.
Hace meses tuve que moderar los comentarios, de ahi que se ven cuando los acepto, nada mas entrar en mi ordenata.
Tu tranqui, que a mi me pasó también al principio, pensé que mi pc estaba del todo mal y venga a repetir comentarios jaja.

Prueba estas perdices y me cuentas cuán felices fuisteis! quedaron sabrosisimas. Eso si… muuucho trabajito, pero merecen la pena, la verdad.

un besito Pecas!

Reply
Carlos Noceda 26 noviembre, 2008 - 5:57 am

Hola Nuria, ahora enteiendo a mi madre, que se le ponian los ojos en blanco, cuando mi padre traia las perdices.
Una vez en la vida hay que hacerlo por lo menos. Voy a guardar el post con mucho cariño por tu esfuerzo y paciencia. Cuando lo haga te lo cuento. A ver….

Un abrazo.

Reply
Azulpurpura 26 noviembre, 2008 - 10:26 am

Claro! no me extraña nada lo de tu madre, Carlos, fijate que yo ni lo pensé dos veces, había que hacerlo, sabía que me esperaba un buen berenjenal. Es un poco pesada la preparación.
Asi que me propuse explicarlo lo mejor posible para quienes se les presente este tinglao, les sirva de ayuda, y eso espero para ti también, que te simplifique tu trabajo y tardes lo menos posible, me dará mucha satisfacción.
Aun asi, sabes que cuentas conmigo para cualquier duda, estoy encantada de ayudarte.
Mas abajo en «tus sugerencias aqui» está mi correo, si te resulta más comodo.
Claro que si! me comentas que tal te fué! me gustará saber que te quedó bien sin demasiado trabajito.

un abrazo y ánimo con las perdices!

Reply
Raquel 24 noviembre, 2009 - 2:53 pm

Nuria no puedo sino aplaudirte por una entrada tan estupenda… ya me gustó en su día pero no me dejó hacer comentario y hoy casi lo consigo no creas.
Justamente hemos comido hoy perdices, mi marido es cazador y eso si… el que se divierta cazando que siga pelando, a mi me las deja ya desplumadas y limpias (aunque la proxima vez las limpio yo que para eso es algo menos ducho que yo y luego me cabreo jaja)
Tus fotos son estupendas… las mias han quedado bastante regular ya que ademas vino al atardecer y no había luz.
Me llama la atención lo del remojo, en mi casa se despluman tal cual y luego se socarran, supongo que son costumbres.
Estoy preparando la entrada pese a las fotos ya veremos como queda.
Saludos

Reply
Azulpurpura 25 noviembre, 2009 - 1:33 pm

Totalmente de acuerdo contigo Raquel, el que cace que pele! jajaja

Lo de escaldar un poco la caza, es por ablandar la piel y que las plumas se desprendan facilmente. Pero en seco seguro que tambien quedan estupendas.

En cuanto pueda me paso a ver tus perdices!

un abrazo!

Reply

Comenta la receta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta página utiliza cookies para garantizarte una mejor experiencia de uso. Al navegar por ella estás aceptando el uso de las mismas de acuerdo con nuestra Política de Cookies. Aceptar Leer más

Traducir »