Galletas de taza

Por Azulpurpura

Aquí utilizando uno de tantos cachibaches que tengo en la cocina.
¿Gracias a quien?
A Andrea, claro, que se pone muy plomazo para meterme en la cocina.
Esta vez : «que si Rosa (del blog Bocados dulces y salados) tiene unas galletas hechas con los moldes que tú tienes guardados y que aun no has estrenado, que si hazme estas galletas, que si ¡hay que vé que nunca me jaseh galletas!, que si…, que si….»
Cuantísimos utensilios tendré por ahí sin usar,  y ojala nunca se entere.
En fin.
Puestos a imitar a Rosa (magnífica maestra en cocina, fotos, ideas, etc.), la foto de arriba es similar a la suya. Así ya no escucho más a Andrea.

Mi masa es mas o menos la misma receta de las pastas personales y galletas rellenas que ya enseñé hace meses.

Normalmente tomo como base la receta de las pastas, que voy variando (sustituyendo ingredientes o eliminando otros) según qué casos.
Así también varío sabores.

Esta vez sustituí un poco de la harina por almendra molida, y quedaron estupendamente.

Ésta tanda de galletas fueron para Madrid estas Navidades. Los tragones, encantados.

 

Galletas de taza

Aquí utilizando uno de tantos cachibaches que tengo en la cocina. ¿Gracias a quien? A Andrea, claro, que se pone muy plomazo… Masas dulces y saladas Galletas de taza European Imprimir receta
Número de personas: Varias
Tiempo de preparación:
Dificultad:
Temporada:
Procedencia:
 Temporada: Todo el año  Procedencia: Azulpúrpura

Ingredientes

    * 300 gramos de harina de trigo.
    * 75 gramos de almendra molida.
    * 125 gramos de azucar glas.
    * 248 gramos de margarina sin sal, a temperatura ambiente.
    * Una pizca de sal fina (punta del cuchillo).

Modo de preparación

1. Tamizar o pasar por un colador sobre un bol grande : la harina, el azúcar glas y la sal.
2. Añadir la almendra molida y mezclar.
3. Añadir la margarina troceada, mezclarlo bien y amasar sobre la mesa hasta homogeneizar.
Al principio es una masa pegajosa que poco a poco, conforme se avanza en el amasado, se va desprendiendo de los dedos hasta formar una masa moldeable, ideal para manejar con corta-pastas.


4. Tapar la masa con plástico y meter en la nevera mínimo 1 hora.


 

5. Sacar de la nevera.
6. Colocar los 2 niveladores en paralelo, sobre lamina de silicona o papel vegetal de horno, y colocar en medio la masa.
7. Pasar el rodillo sobre los 2 niveladores hasta extender completamente la masa, del mismo grosor.
8. Retirar los niveladores.

Precalentar el horno a 180 º C con calor arriba y abajo.

9. Utilizar los 4 corta-pastas para taza.
10. Una vez cortada la masa, retirar los bordes sobrantes de la masa ayudando con palillo de madera, para no deformar los bordes de las figuras.
11. Meter en el horno 10-14 minutos, vigilando los dos últimos minutos hasta que queden doradas.
12. Colocarlas sobre papel absorbente para enfriarlas por completo antes de consumirlas.

 

 

 

 

2 comentarios

También te interesa

2 comentarios

nieves 21 febrero, 2012 - 9:49 pm

Te quedaron preciosas. La verdad es que tener los moldes y no utilizarlos es pecado mortal, con lo bonitas que quedan en la taza. Y el sabor tiene que ser delicioso ¿se puede pedir más a una galleta?.

Un besín.

Reply
Azulpurpura 22 febrero, 2012 - 10:38 pm

Si es que soy muy rara Nieves! tengo montón de utensilios guardados y muchos aun sin usar, pero mira, me gusta asi.
Mi hija ya se encarga de librarme del pecado mortal, como muy bien dices, tienes toda la razón.
En fin, poco a poco y cuando tenga ganas de cocinar.

un besito Nieves!

Reply

Comenta la receta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta página utiliza cookies para garantizarte una mejor experiencia de uso. Al navegar por ella estás aceptando el uso de las mismas de acuerdo con nuestra Política de Cookies. Aceptar Leer más

Traducir »