Crema de cacao con avellanas (Sutella)

Por Azulpurpura

Esta crema de cacao con avellanas que Su nos enseña en su cocina, es  SUPERIOR.

Es la segunda vez que lo hago.
La primera vez no encontré avellanas enteras con su cáscara, así que utilicé avellanas tostadas, envasadas. Verdaderamente la crema duró poquísimo en el bote.

Al cabo de unas semanas y por casualidad encontré las avellanas enteras, no me resistí a llevármelas y me puse manos a la obra por segunda vez. No hay comparación. Con razón decía Su que el sabor y aroma no es el mismo si las avellanas se pelan y tuestan en casa, a que si las compramos ya tostadas y envasadas.
Asombra comprobar cuánto varía el sabor. Merece totalmente la pena el trabajito de pelarlas y tostarlas en casa.

En esta ocasión, y por ver qué diferencia había entre esta crema y la comercial, probé una y otra.  Menuda diferencia. Abismal .
Si se me acaba ésta de Su,  ni me molesto en consumir la comercial, ya no me gusta nada. Me parece empalagosa y el sabor a avellanas hay que imaginárselo.

Me quedó una textura ligeramente granulosa a pesar de pasarla por colador fino, pero no me molesta nada, todo lo contrario, el sabor a avellanas es magnífico, espectacular.

Enseguida pensé en destinarla para unas galletas rellenas que tenía pendientes desde que mi hija comprase unas galletas con forma de caras, envasadas y muy parecidas a una galletera que compré hace tiempo.
Como anillo al dedo.

Al cabo del tiempo, y buscando los Kispert de Rosa que os enseñé hace semanas, me encontré que ella también había hecho las mismas galletas que yo.
Estas galletas son irresistibles, y más aún, rellenas con esta crema.

Esta es la magnífica crema de cacao y avellanas de Su, que con toda la razón define como  delicatessen:

La cantidad que se obtiene con los ingredientes que os voy a poner es de medio vaso. Si necesitáis más cantidad, doblad las de los ingredientes.

Yo lo pongo como una delicatessen en casa y cuando me dicen “¡Pues que mal que se ha acabado!”, les digo que las delicatessen se sirven en tamaño pequeño y así mis carpantas se quedan más conformes.

Crema de cacao con avellanas (Sutella)

Esta crema de cacao con avellanas que Su nos enseña en su cocina, es  SUPERIOR. Es la segunda vez que lo hago.… Chocolate Crema de cacao con avellanas (Sutella) European Imprimir receta
Número de personas: Varias
Tiempo de preparación:
Dificultad:
Temporada:
Procedencia:
 Temporada: Todo el año  Procedencia: Su- webos fritos

Ingredientes

    * 100 gramos de avellanas enteras.
    * 35 gramos chocolate negro.
    * 35 gramos de chocolate con leche.
    * 10 gramos de azúcar glas.
    * Una cucharada de las de café de un aceite neutro.


    Aclaro que con 500 gramos de avellanas enteras se obtienen aproximadamente unos 200 gramos de fruto sin cáscara ni piel.
    Las avellanas con cáscara se pueden encontrar en Supersol (A) .
    Sin cáscara pero con piel, se encuentran en Makro (B)
    Con el doble de las cantidades iniciales, se obtienen aproximadamente 300 mililitros de de crema de cacao con avellanas.

    Mis utensilios: 

    - Cascanueces.
    - Cuenco metálico con mango para derretir el chocolate al baño maría y verterlo.
    - Cacerola con agua para el baño maría del cuenco metálico.
    - Colador metálico para colar la masa de avellanas.
    - Bandeja de aluminio para hornear las avellanas enteras.
    - Recipiente de robot potente para batir las avellanas.
    - Cuenco para mezclar todos los ingredientes.

     

     

Modo de preparación

1. Precalentar el horno a 160º C , calor arriba y abajo.
2. Pelar las avellanas.

 

 

3. Extenderlas sobre un bandeja apta para horno -1-.  
4. Hornear durante 20 minutos, moviéndolas un par de veces durante el horneado con una espátula, para que se tuesten por todos los lados -2-. 

 

 

5. Esperar a que enfríen y retirar la piel que las cubre.

 

 

6. Poner las avellanas en un robot de cocina o una batidora potente y triturar hasta obtener una pasta. 

 

 

 

7. Pasarla por un chino o por un colador grueso (en mi caso uno fino) y reservar.
Este último punto no es necesario, porque la textura sin pasarla es estupenda, pero si la pasáis quedará con una textura menos granulosa, y es así como gusta en casa.
8. Poner el chocolate en un bol y meterlo en el microondas en la función descongelar durante dos o tres minutos. Comprobar si está fundido. Si no es así, poner unos segundos más pero tener cuidado, el chocolate se quema rápidamente. Al sacarlo del microondas, dar vueltas con suavidad.
En mi caso puse el chocolate en un cuenco metálico con mango y sumergí parcialmente al baño maría para controlar mejor mientras se funde, removiendo continuamente.
Lo eché en un cuenco, rebañando bien el chocolate.

 

 

9. Añadir el azúcar glas y remover.

 

 

10. Incorporar el aceite y mezclar.
11. Añadir la pasta de avellanas y volver a mezclar.

 

 

Así queda la textura de esta crema de avellanas:


Aquí los consejos que nos da Su:

* ¿Qué es un aceite neutro? Es aquel que no aporta sabor. Sirve para este caso el aceite de girasol o el de maíz, pero si no tenéis, no dejéis de hacerlo: podéis utilizar un oliva muy suave.
* La textura del chocolate fundido es importante. Debe quedar fundido pero tibio para que esté un poco espeso. Para eso hay que vigilarlo en el microondas y pararlo varias veces para comprobar en qué estado está.
* ¿Sale igual con avellanas envasadas ya peladas y tostadas? Pues no, sale también muy rica, pero no es lo mismo. Ya depende del grado de exigencia de cada cual. Yo cuando me pongo a hacer estas cosas un poco especiales, prefiero hacerlas lo mejor posible y con los ingredientes mejores. Ya os lo expliqué cuando la bica: ya que nos ponemos a hacer algo auténtico, vamos a hacerlo especial. Eso sí, si no tenéis oportunidad de comprar avellanas enteras sin pelar, pues toca arreglarse con lo que se pueda.
* ¿Cuánto dura una vez hecha? ¡No os va a durar nada! Si tenéis un cumple o evento especial para niños y os apetece hacerla con tiempo, en el frigorífico os puede durar hasta 15 días en un bote hermético.
* Desde que la hagáis hasta que la sirváis ponedle un plástico transparente que toque la superficie, para que no se reseque. Con unas horas de reposo espesa un poco, y la textura es como la de la Nutella.
* La cantidad de azúcar glas es orientativa, dependiendo del chocolate que pongáis :  hay unos más dulces que otros, así que tened cuidado con este tema.

Se que la vais a hacer, porque al igual que la bica, bien merece la pena dedicarle un ratillo a hacer una cosa auténtica, así que ya me comentáis que han dicho en casa conforme la vayáis haciendo.

Su de los webos.

Mis tragones te dan las gracias Su,  sobre todo la golosa.
Hacedlo, que os alegrareis.

No es nada difícil, únicamente prestarle un poquito de atención.
Seguid al pie de letra sus instrucciones. No falla.

 

Observaciones

https://webosfritos.es/2010/11/crema-de-cacao-y-avellanas/

 

 

2 comentarios

También te interesa

2 comentarios

Seda Sabor 13 agosto, 2011 - 6:09 pm

Seguro que la pruebo. Pongo a mi marido a pelar avellanas y listo!!. Me encantan las recetas de Su, y lasa tuyas, también.Un saludo,
Mar

Reply
Azulpurpura 25 abril, 2014 - 8:35 am

Pruébalo Mar verás que cuanta razón tengo.
Perdona que acabo de darme cuenta de tu comentario aquí, no sé cómo se me ha despistado. Probablemente porque era agosto y el calor me afecta hasta ese punto.

Acabo de verlo ahora que estaba consultando esta receta para hacerle una tarta a mi hija por su cumple.

Aunque hayan pasado 3 años, te respondo.

Mira, es entretenido pelar sobre todo la cáscara dura, pero la piel interior se desprende fácilmente una vez horneada la avellana.
Basta con frotar un poco entre ellas y sale bien.
Espero lo disfrutes tánto como nosotros, merece la pena hacerlo.

Muchas gracias Mar, y perdona el despiste.
un abrazo !

Reply

Comenta la receta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta página utiliza cookies para garantizarte una mejor experiencia de uso. Al navegar por ella estás aceptando el uso de las mismas de acuerdo con nuestra Política de Cookies. Aceptar Leer más

Traducir »